¿Los cactus navideños son venenosos para los perros?

cactus navideños

Cactus navideños y perros

Quizás se pregunte si los cactus navideños son tóxicos para los perros.

Técnicamente, la respuesta es NO, el cactus de Navidad NO es tóxico para los perros y puedes tenerlo cerca de tus mascotas. Pero al igual que con todas las demás plantas seguras / inseguras, existen reglas que los dueños de mascotas deben seguir. Vamos a hablar sobre algunas otras plantas diferentes que se exhiben comúnmente durante la temporada navideña y veremos si pueden ser peligrosas o no para su mascota. La temporada navideña es una época del año muy ajetreada y es importante que tengas en cuenta la seguridad de tu perro.

Los perros son criaturas curiosas por naturaleza. Entre el árbol de Navidad, las decoraciones y los regalos, hay muchas cosas nuevas que ingresan a su hogar en esta época del año. Esto significa que hay nuevos olores que buscar casi todos los días.

Puede ser muy tentador para su perro explorar todas estas cosas nuevas y, desafortunadamente, eso puede significar probar cualquier planta o artículo comestible que esté a su alcance. Es su responsabilidad asegurarse de no traer ningún artículo a su hogar que pueda ser tóxico para su mascota, y si lo hace, debe asegurarse de que se mantengan fuera del alcance de su compañero canino. Entonces, ¿los cactus navideños son tóxicos para los perros, y por qué o por qué no?

¿Los cactus navideños son venenosos para los perros?

¿Por qué los perros comen cactus navideños?

Aunque el El cactus navideño NO es tóxico para los perros, hay algunas consideraciones de seguridad que debe considerar acerca de esta planta (y muchas otras plantas en general) para asegurarse de que su cachorro no se ponga en peligro cuando entre en contacto con ellas. Sepa por qué su perro quiere comer estas plantas en primer lugar. Y no son solo cactus navideños los que su mascota se sentirá tentada a comer. Hablaré más sobre otras plantas estacionales peligrosas más adelante en este artículo.

En primer lugar, los perros son curiosos por naturaleza y les encanta probar cualquier cosa. Es por eso que a menudo verá a su perro llenarse la boca con las cosas más extrañas. De hecho, los perros exploran con la boca y si su perro siempre parece encontrar algo para masticar, eso solo significa que es un gran explorador.

Además, los perros son omnívoros y, a menudo, les gusta comer plantas. También comen plantas para forraje, ya que son una gran fuente de vitaminas y pueden ayudar a los perros a tener mejores evacuaciones intestinales y un paso más fácil de los alimentos a través de sus intestinos. También son carroñeros por naturaleza y cuando ves a tu perro comiendo un pedazo de pizza de la basura después de haberlo alimentado con comida para perros de alta calidad, su naturaleza se expresa.

La naturaleza y los instintos también entran en juego por otra razón: la llamada situación de “fiesta o hambruna”. En el pasado, los perros solían pasar días o incluso semanas sin comer y estos instintos a menudo hacen que se lleven todo a la boca por miedo a morir de hambre, incluido tu cactus de Navidad. Además, el aburrimiento puede ser una de las principales razones por las que tu perro ha decidido aferrarse a un cactus.

Además de todo esto, también hay algunas razones médicas por las que los perros comen todo lo que encuentran. Entre las enfermedades, los principales culpables son los parásitos. Si sospecha que su perro tiene algún problema de salud, no dude en llevarlo al veterinario. Del mismo modo, si cree que su perro ha comido algo que no debería, llame a su veterinario de inmediato.

¿Los cactus navideños son venenosos para los perros?

El cactus navideño es uno de los regalos navideños más comunes, así como una planta decorativa muy utilizada en la época navideña. Dado que florece en invierno, el cactus de Navidad es en realidad la planta perfecta para servir como decoración durante las vacaciones y las celebraciones de fin de año. Con sus flores de color rojo brillante e intrincadas almohadillas, esta planta es realmente impresionante y sus invitados sin duda la apreciarán.

El cactus de Navidad, junto con otra planta similar, el cactus de Pascua, no es tóxico para los perros.

Absolutamente puedes tener esta increíble planta alrededor de tu perro, o incluso tu gato, si tienes uno. Como no es un cactus real, ni siquiera tiene espinas. Por lo tanto, no tiene que preocuparse de que su perro se corte a sí mismo si se acerca a ellos.

Sin embargo, debes asegurarte de que tu perro no se coma el cactus de Navidad, o al menos no en grandes cantidades. Su material vegetal fibroso puede irritar los intestinos y el estómago de su perro y provocar diarrea y vómitos. Además, puede agregar insecticidas o fertilizantes, que realmente pueden dañar a su perro.

Asimismo, la savia del cactus de Navidad puede ser un alérgeno potencial y puede ser particularmente dañino para los perros que son de constitución delicada. Entonces respondimos a la pregunta «¿Son los cactus navideños tóxicos para los perros?» «. Incluso la Sociedad Estadounidense para la Prevención de la Crueldad contra los Animales, o ASPCA, ha confirmado que no lo son. Sin embargo, debes mantener a tu perro alejado de él y no dejar que se lo coma, ya que puede causar ciertos problemas digestivos.

Otras plantas y perros navideños

No podemos dejarles con la respuesta a la pregunta «¿Son los cactus de Navidad venenosos para los perros?» «. Son muchas las plantas que se utilizan como decoración navideña. Saber cuáles de estos son tóxicos para los perros puede ayudar a mantener a su perro a salvo y reaccionar rápidamente si algo sucede y se come la planta equivocada.

Algunas de estas plantas deben mantenerse alejadas de su perro, mientras que otras deben evitarse por completo, ya que el riesgo es simplemente demasiado alto. Si no está completamente seguro de que su perro no se acercará a ellos, lo más seguro es no tenerlos en su casa.

Flor de pascua

Durante mucho tiempo, se creyó que la nochebuena era extremadamente tóxica para los perros e incluso podría ser fatal para ellos. Sin embargo, esto no es muy probable y estudios recientes han demostrado que la nochebuena no es realmente peligrosa para las mascotas y los niños.

Por supuesto, eso no significa que tengas que dejar que tu perro coma flor de pascua. Todavía puede lastimarla mucho. Las coloridas hojas de la flor de pascua contienen una savia que puede irritar y dañar la boca y el esófago de su perro. Además, si ingiere las hojas, a menudo pueden provocar vómitos y náuseas.

En algunos casos extremos, también puede causar intoxicación, pero esto requeriría comer una gran cantidad de la planta, lo cual es poco probable ya que el sabor de la savia no es agradable y es, como decíamos, irritante.

Por otro lado, si usa pesticidas en sus plantas, entonces cualquier planta puede ser peligrosa, dependiendo del tamaño de su perro y la cantidad de material vegetal que ingiera. Algunas reacciones a las plantas tratadas con pesticidas incluyen convulsiones, coma o incluso la muerte. Los cachorros son, por supuesto, los que corren mayor riesgo y debes mantener todas las plantas fuera de tu alcance si tienes un cachorro.

Muérdago

El muérdago es otra planta navideña popular que debes mantener lo más lejos posible de tu perro. Es muy venenoso y venenoso para los perros, por lo que debe asegurarse de que su perro no pueda alcanzarlo bajo ninguna circunstancia. El muérdago contiene más de una sustancia venenosa, lo que lo hace extremadamente peligroso.

Puede causar dolor de estómago severo, pero también problemas respiratorios, presión arterial baja y, en algunos casos, alucinaciones. Si su perro come una gran cantidad de muérdago, pueden producirse convulsiones y, en algunos casos, incluso puede ser fatal para su perro.

Acebo

El acebo es otra planta que probablemente sea tan peligrosa como el muérdago para su perro. Si planeas Úsalo para decorar tu casa en Navidad, tienes que asegurarte de que tu perro no pueda acercarse y comérselo. El acebo puede tener los mismos efectos en su perro que el muérdago, pero también tiene un sabor bastante amargo y hojas extremadamente afiladas, por lo que es probable que su perro se mude solo.

Sin embargo, incluso una pequeña cantidad puede causar problemas de salud a su perro, así que manténgalo alejado. Asimismo, si tienes niños en casa, debes asegurarte de que no se acerquen a las plantas de acebo, ya que también son venenosas para los humanos.

Amarilis

Amaryllis, también conocida como Lirio de San José, Belladona, Cabo Belladona o Dama Desnuda, es sin duda una de las plantas navideñas más hermosas. Sin embargo, también es una de las plantas más venenosas, especialmente para los perros.

La amarilis contiene múltiples sustancias tóxicas y puede causar saliva, dolor de estómago y problemas gastrointestinales como vómitos y diarrea, así como letargo y temblores. La parte más peligrosa de la amarilis es el bulbo, pero las flores y el tallo también son peligrosos y deben evitarse. Si está considerando incluir amarilis en sus decoraciones navideñas, debe pensarlo dos veces y asegurarse de que su perro esté a salvo de sus peligros.

¿Y el árbol de Navidad?

Si se ha preguntado si los cactus navideños son tóxicos para los perros, probablemente también se haya preguntado acerca de la seguridad de su árbol de Navidad. Los árboles de Navidad también pueden ser peligrosos para tus perros, aunque el árbol en sí no es tóxico para ellos, al menos no hasta el punto de poner en peligro sus vidas.

Las agujas de los árboles de la familia de los pinos pueden ser levemente venenosas y causar una leve irritación en la boca y el estómago si su perro las ingiere. La gravedad de los síntomas depende de la cantidad ingerida, así como del tamaño de tu perro, pero en general, no debes preocuparte demasiado por el árbol de Navidad.

Sin embargo, hay algunas cosas que se incluyen en un árbol de Navidad decorado de forma tradicional que pueden causarle todo tipo de problemas a tu perro. Por ejemplo, algunas decoraciones navideñas pueden ser extremadamente tóxicas para los perros, dependiendo del material del que estén hechas. Del mismo modo, las decoraciones de vidrio pueden cortar a su perro si se rompen, y las velas de Navidad pueden provocar un incendio si su perro logra derribar el árbol; por lo tanto, debe evitarlos.

El agua del árbol de Navidad, que por lo general contiene pesticidas o fertilizantes, también puede ser muy tóxica para los perros, así que trate de que sea segura de alguna manera. Sin embargo, es mejor mantener a su perro completamente alejado de su árbol de Navidad.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
No queremos molestarte, pero nos obligan a decirte algo que ya sabes: que utilizamos cookies, solo es eso.    Configurar y más información
Privacidad